Abogado delito de lesiones en Madrid

Si ha sufrido un daño físico o mental tiene que saber que puede tener derecho a una indemnización, ya que la integridad corporal y la salud física o mental es un derecho Constitucional protegido en el artículo 15 de nuestra Carta Magna. Además de la responsabilidad civil o indemnización que pueden tener derecho los perjudicados, el Código Penal español establece una responsabilidad penal con penas incluso de prisión, por lo que, si está implicado en un delito de lesiones en Madrid, ya sea como perjudicado o como acusado,es fundamental contar con el asesoramiento de un abogado especializado en delitos de lesiones que trabaje para obtener una resolución favorable a sus intereses.

¿Qué es un delito de lesiones?

Toda acción que cause un daño en la salud física o mental de las personas, y que pueda encuadrarse en los tipos penales previstos en el Código Penal y que se ocasione con intención de lesionar menoscabando la integridad corporal o la salud física o mental de la víctima, tanto si ha querido intencionadamente el resultado como si no ha adoptado unas medidas mínimas para evitarlo, siempre que requiera de un tratamiento sanitario, médico o quirúrgico dará lugar a una responsabilidad penal y en su caso civil derivada del delito de lesiones.

Los delitos de lesiones se recogen en nuestro Código Penal en el Título III, artículos 147 al 156.

1. El que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión que menoscabe su integridad corporal o su salud física o mental, será castigado, como reo del delito de lesiones con la pena de prisión de tres meses a tres años o multa de seis a doce meses, siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanidad, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. La simple vigilancia o seguimiento facultativo del curso de la lesión no se considerará tratamiento médico.

2. El que, por cualquier medio o procedimiento, causare a otro una lesión no incluida en el apartado anterior, será castigado con la pena de multa de uno a tres meses.

3. El que golpeare o maltratare de obra a otro sin causarle lesión, será castigado con la pena de multa de uno a dos meses.

4. Los delitos previstos en los dos apartados anteriores sólo serán perseguibles mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.

Tipos de delito de lesiones

Atendiendo a la gravedad de la conducta, y al resultado el delito de lesiones se puede encuadrar en varios tipos penales, con consecuencias penales distintas.

Tipo básico

Se recoge en el apartado primero del artículo 147 del Código Penal. Una lesión en su modalidad básica es el menoscabo de la integridad corporal o afección de la integridad física o salud de la víctima. Siempre que la lesión requiera objetivamente para su sanación, además de una primera asistencia facultativa, tratamiento médico o quirúrgico. Este tipo tiene establecida una pena de prisión de tres meses a tres años o multa de seis a doce meses.

En el caso de no ser necesario tratamiento médico más allá de una primera asistencia facultativa, se rebajará el tipo penal a lesión leve, a una multa de uno a tres meses, según lo recogido en el apartado segundo del artículo 147 del Código Penal, es el conocido como tipo atenuado de lesiones.

De no producirse lesiones tras golpear o maltratar de obra a otro, las consecuencias penales se reducen más todavía a una mera multa de uno a dos meses, de conformidad con lo establecido en el apartado tercero del artículo 147 del Código Penal. Es el conocido como tipo superatenuado de lesiones.

 

Lesiones graves y muy graves

Los tipos agravados previstos en los artículos 148, 149 y 150 del CP, tienen penas previstas que pueden llegar hasta los doce años de prisión. La conducta se agrava atendiendo al medio empleado o a la condición de la víctima según lo dispuesto en el artículo 148 del Código Penal:

  • Si en la agresión se hubieren utilizado armas, instrumentos, objetos, métodos o formas concretamente peligrosas para la vida o salud, física o psíquica, del lesionado.
  • Si hubiere mediado ensañamiento o alevosía.
  • Si la víctima fuere menor de catorce años o persona con discapacidad necesitada de especial protección.
  • Si la víctima fuere o hubiere sido esposa, o mujer que estuviere o hubiere estado ligada al autor por relación de afectividad, aun sin convivencia.
  • Si la víctima fuera una persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

También se agrava la conducta atendiendo al resultado, conforme a lo establecido en los artículos 149 y 150 del Código Penal:

  • Cambios estéticos permanentes, como deformidades, de las zonas normalmente expuestas del cuerpo (por ejemplo, la cara).
  • Causar algún tipo serio de enfermedad física o mental.
  • Inutilización o pérdida de cualquier tipo de algún miembro u órgano corporal o de alguno de los sentidos.
  • Causar esterilidad o impotencia.
  • Mutilación genital que, en caso de ser la víctima un menor de edad o persona dependiente con discapacidad, se aplicará un agravio a las sanciones.

¿Necesita ayuda legal?

Lesiones por imprudencia

Comete este delito el que por imprudencia grave o menos grave ocasiones lesiones que requieran de un tratamiento médico o quirúrgico para su curación.

Las lesiones por imprudencia grave están reguladas por el artículo 152 y establece las penas atendiendo a la gravedad de la conducta y del resultado, ya se ocasionen lesiones que requieran de asistencia facultativa, médica o quirúrgica para el tratamiento de una lesión (artículo 147.1) con penas de prisión de tres a seis meses, a la inutilidad o pérdida de algún órgano o sentido, impotencia o mutilación genital, deformidades estéticas y enfermedades (artículo 149) con penas de prisión de uno a tres años, o a la pérdida o inutilidad de órganos no principales o a una deformidad (artículo 150) con penas de seis meses a dos años de prisión.

Si los hechos se hubieran cometido utilizando un vehículo de motor conlleva además de la pena de prisión o multa correspondiente, la accesoria de privación temporal a conducir vehículos a motor o ciclomotores de uno a cuatro años.

En cambio, si los hechos se hubieran cometido utilizando un arma de fuego, además de la pena de prisión o multa correspondiente, la accesoria de privación del derecho a portar o tener armas de uno a cuatro años.

Si los hechos se hubieran cometido por imprudencia profesional se impondrá la pena accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión, oficio o cargo durante un periodo de seis meses a cuatro años.

Lesiones por riña tumultuaria

El artículo 154 se refiere a las lesiones ocasionadas en riñas tumultuarias, estableciendo penas de prisión de tres meses a un año, o de multa de seis a veinticuatro meses, considerando estas cuando se producen:

  • Eventos con un gran número de afluencia, como estadios o conciertos.
  • El empleo de objetos o medios que pongan en riesgo la integridad de las personas.
  • Riñas entre grupos de personas que se agreden entre sí, como las hinchadas de fútbol.

Lesiones consentidas

Si las lesiones se producen mediante el consentimiento libre, válido, espontáneo y expresamente emitido por el ofendido, la pena se reduce atenuándose en uno o dos grados, teniendo en cuenta lo siguiente:

  1. En primer lugar, los menores de edad no pueden dar su consentimiento en ningún caso.
  2. La víctima tampoco puede tener ningún tipo de discapacidad.
  3. El consentimiento debe otorgarse de forma voluntaria, es decir, sin que la persona haya sido sometida a coacción o chantaje.
  4. Por último, el deseo de sufrir daño debe expresarse de manera explícita.

No obstante, se exime de responsabilidad penal cuando medie consentimiento válido, libre, consciente y expreso para el trasplante de órganos, esterilizaciones y cirugía transexual realizada por facultativo siempre y cuando no haya sido obtenido viciadamente, mediante precio o recompensa, o el otorgante sea menor de edad o carezca de aptitud para otorgar el consentimiento.

Delito de odio

Este delito se distingue principalmente por la motivación del perpetrador, que se basa en el desprecio hacia aquellos a quienes percibe como diferentes. Las víctimas son elegidas más por lo que simbolizan que por su identidad individual. El autor selecciona a la víctima debido a ciertas características que la vinculan con un grupo, comunidad o pueblo que el autor desprecia. Esto se manifiesta a través de actitudes de intolerancia, hostilidad o discriminación, ya que el autor cree, basándose en estereotipos y prejuicios, que la víctima tiene menos derechos que los demás. Se trata de un delito en el que se niegan derechos a la víctima debido a su ideología, religión, orientación sexual, etnia, identidad, etc.

Asimismo, esta categoría se manifiesta, no solo a través de la violencia física o verbal, sino también mediante el uso de amenazas, acoso o injurias.

Nuestras garantías

Estudio forense pericial

Honorarios a porcentaje

Primera consulta gratuita

Compartir
Contactar por Whatsapp

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies