Categorías: Derecho penal

Cómo denunciar una negligencia médica

Una adecuada actuación médica puede salvarnos la vida en múltiples ocasiones; sin embargo, una mala praxis puede causarnos daños irreparables, lesiones e incluso la muerte.

A continuación, vamos a definir y dar unas pautas sobre cómo denunciar una negligencia médica y cómo actuar en esta situación.

Qué es una negligencia médica

Para saber cómo proceder ante una negligencia médica, el primer paso es saber de qué estamos hablando.

Una negligencia médica es un acto llevado a cabo por un proveedor de asistencia sanitaria que no cumple con los estándares de la comunidad médica, ya sea por acción o por omisión, causando, como consecuencia, un daño al paciente.

Estos estándares de la comunidad médica se conocen como la lex artis, o conjunto de prácticas generales médicas aplicables a casos similares o parecidos.

Estas prácticas están basadas en actuaciones realizadas con el cuidado debido siendo aceptadas generalmente como adecuadas.

Su cumplimiento es determinante a la hora de que el profesional pueda exonerarse de la responsabilidad por haber ocasionado un daño a un paciente.

Quedarían fuera de esto aquellas situaciones no conocidas por la medicina o imprevisibles.

Jurisprudencialmente, se entiende que el concepto de lex artis debe aplicarse tanto a actos de exploración, como de diagnóstico o de tratamiento, y se define como «criterio valorativo para calibrar la diligencia exigible en todo acto o tratamiento médico» en la sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo 18 de diciembre de 2006.

Por tanto, una negligencia médica sería una actuación médica que nos produce un perjuicio, cuando se considere que el resultado difiere de aquel al que llegarían la mayoría de los profesionales en las mismas circunstancias.

Cómo detectar una negligencia sanitaria

En primer lugar, para poder hablar de negligencia médica, debe producirse un daño o lesión que se derive directamente de una incorrecta actuación médica.

Este daño puede consistir en una secuela, una enfermedad o una lesión, incluyendo en cualquier caso el daño psicológico.

Asimismo, el daño debe proceder de una acción u omisión del profesional médico.

Esto incluye las siguientes situaciones:

  • La no atención de urgencia cuando es necesaria
  • El olvido de material quirúrgico dentro del cuerpo del paciente en una intervención
  • La contracción de infecciones hospitalarias debido a la estancia en un hospital
  • El retraso o error en el diagnóstico por no emplear los medios adecuados
  • La realización de una intervención sin informar al paciente de los riesgos y obtener previamente su consentimiento
  • Intervenciones quirúrgicas que ocasionan lesiones al paciente

Esta lista no es en ningún caso cerrada, por lo que cualquier actuación médica que cause un daño al paciente, siempre que se deba a una acción u omisión del médico contraria a la lex artis, puede ser una negligencia sanitaria.

Si bien hay casos en los que la existencia de negligencia sanitaria será muy evidente, como por ejemplo la pérdida de documentación del historial clínico de un paciente que impide su adecuado tratamiento de urgencia, habrá otros donde determinar si hemos sufrido negligencia médica no será tan sencillo.

En estos casos necesitaremos el asesoramiento de un profesional que lo determine, ya que en ocasiones el daño producido no podía haber sido previsto por el profesional médico.

Cómo actuar ante una negligencia médica

 

Una vez que sabemos, a grandes rasgos, de qué estamos hablando, la gran pregunta es: ante una negligencia médica, ¿qué hacer?

El primer paso es frenar nuestras emociones contra los médicos y actuar con templanza.

Esto incluye no comunicarles nuestras sospechas a los profesionales de la salud, ni a los que consideramos responsables de cometer negligencia, ni a los que nos atienden con posterioridad, facilitando que obren y redacten sus informes con total imparcialidad.

A continuación, tendremos que recopilar toda la documentación que nos sea posible.

Es especialmente importante obtener la historia clínica, no solo a efectos de determinar si la situación constituye o no negligencia médica, también con vistas a poder realizar una reclamación, ya que se trata de una prueba fundamental.

El segundo paso es acudir un abogado experto en la materia, quien podrá determinar si estamos ante una negligencia médica, y también nos asesorará en los siguientes pasos a seguir.

Cómo denunciar una negligencia médica

En este punto, es clave contar con un profesional experto en negligencias médicas.

Como paso previo a una denuncia por la vía penal, un abogado penalista redactará un escrito dirigido al servicio de atención al paciente del hospital o centro de salud del que se trate.

En caso de que por esta vía no se obtenga una solución satisfactoria, se procederá a presentar una denuncia.

El plazo para presentarla oscilará entre 1 y 5 años dependiendo del delito que queramos invocar ante los tribunales.

La denuncia tiene una doble finalidad, ya que además de exigir una indemnización para reparar el daño causado, se solicita la imposición de una pena al facultativo.

Esta vía se suele utilizar para los casos más graves.

También existe la vía civil y la vía administrativa para la reparación de los daños producidos por negligencias médicas, y el abogado especialista escogerá una u otra en función de las circunstancias y de si el centro médico responsable es público o privado.

Como hemos visto, para considerar que existe una negligencia médica debe existir una incorrecta actuación del personal médico, un daño, y un nexo causal entre ese daño y la actuación médica.

No obstante, en ocasiones no es tan sencillo determinar si ha habido una actuación incorrecta, ni tampoco si el daño es consecuencia de ella.

Por este motivo es fundamental contar con el asesoramiento de un abogado experto en la materia, que pueda asesorarnos y guiar el proceso para denunciar la negligencia médica, escogiendo la vía más adecuada en cada caso e indicándonos los pasos a seguir y la documentación que debemos recopilar.

Entradas recientes

El delito leve de hurto

Si algo caracteriza nuestro ordenamiento jurídico es que cuenta con un gran catálogo de… Leer más

hace % días

El delito leve de amenazas

En nuestra norma penal se contemplan una gran variedad de delitos leves. Estos representan la… Leer más

hace % días

Delito de lesiones por imprudencia grave y menos grave

Las lesiones imprudentes son un tipo de lesiones producidas por una conducta que no es… Leer más

hace % días

Delito de blanqueo de capitales

Blanqueo de capitales todos nos parece un delito lejano o abstracto, pero son constantes… Leer más

hace % días

Qué es el delito de falsedad documental

La falsedad documental es una realidad en nuestro tráfico jurídico, traicionando lo que debería ser… Leer más

hace % días

Cómo cancelar o borrar los antecedentes penales

La prescripción es una figura fundamental en Derecho Penal. No obstante, es necesario diferenciar entre… Leer más

hace % días

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies