Delitos contra la seguridad vial

¿Cuáles son los delitos más frecuentes contra la seguridad vial?

¿Cuáles son los delitos más frecuentes contra la seguridad vial? Se consideran delitos contra la seguridad vial ciertas acciones ilícitas realizadas por los conductores que generan riesgos contra la seguridad vial. El Código Penal define estos delitos en sus artículos 379 al 385.

Se trata de acciones y omisiones dolosas que incumplen la normativa vigente y que ponen en riesgo la vida del propio infractor y la de terceros.  Tal como ocurre con otros delitos, el Código Penal establece sanciones para los infractores que cometen estos delitos.

Cuando un conductor se ve involucrado en un accidente de tráfico, cualquiera sea su naturaleza la intervención de un abogado especialista en esta área es fundamental para no verse perjudicado más de la cuenta. Y si ha cometido un delito penado por el Código Penal, es imprescindible ser asistido por un abogado que conoce las complejidades legales y las posibles defensas para su cliente acusado.

Diversas entidades realizan estudios y recopilación de datos sobre accidentes de tráficos, tanto a nivel nacional como autonómico y local. Las que más injerencia tienen en este asunto son la Dirección General de Tráfico, los Institutos de Seguridad Vial de las Comunidades Autónomas, Fuerzas de Seguridad del Estado y otros organismos de investigación.

Estos estudios son fundamentales para diseñar políticas de seguridad vial, para legislar e implementar medidas de prevención. La información que ofrecen estos organismos permite conocer cuáles son los delitos contra la seguridad vial más frecuentes en España.

Los vemos a continuación.

Exceso de velocidad

Conducir a velocidad superior a la permitida es un delito frecuente que tiene consecuencias en la seguridad de las personas.  El problema es más grave en las vías urbanas.

Las estadísticas de la Dirección de Tráfico muestran que dos de cada tres infracciones de los conductores en pueblos y ciudades son por exceso de velocidad. Este delito es causa de más de un 20 % de los accidentes con víctimas.

¿Cuándo se configura un delito por conducir con exceso de velocidad? Cuando se superan los topes de velocidad dispuestos en la ley.  En España, los límites de velocidad son diferentes según se transite en una vía urbana o en una interurbana. Los valores máximos admitidos son los siguientes:

  • En vía urbana, velocidad máxima admitida es 60 km/h
  • En vía interurbana, la velocidad máxima permitida es 80 km/h

Además de estas marcas generales hay zonas y rutas específicas que admiten otros topes de velocidades, que deben ser respetados.

¿Cuáles son las sanciones previstas para el delito de conducir con exceso de velocidad?

El Código Penal establece que la persona que conduzca a una velocidad superior a la permitida, podrá sufrir la consecuencia de las siguientes penas:

  • Prisión de tres a seis meses.
  • Multa de seis a 12 meses.
  • Trabajos en beneficio de la comunidad, de 30 a 90 días.
  • Privación del derecho a conducir vehículos a motor por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

Las autoridades utilizan radares y otros dispositivos para controlar la velocidad en las rutas y asegurarse de que se cumplan los límites establecidos.

Conducir bajo efectos de alcohol o drogas

Los datos numéricos de la Dirección General de Tráfico evidencian que el 33 % de los conductores fallecidos en accidentes de tránsito había consumido alcohol, drogas o ambos.

El límite de la tasa de alcohol es:

  • Conductores noveles y profesionales: 0,15 mg /l.
  • El resto de los conductores: 0,25 mg/l
  • En cualquier caso, si se superan los 0,60 miligramos por aire espirado, o 1,2 gramos por litro en sangre se configura un delito.

También será castigado quien conduzca bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas.

¿Qué sanciones prevé el Código Penal para este delito?

  • Prisión de 3 a 6 meses.
  • Multa de 6 a 12 meses.
  • Trabajos a beneficio de la comunidad, entre 31 y 90 días.
  • Pérdida temporal del derecho de conducir por un período de entre 1 y 4 años.

Conducción temeraria

La conducción temeraria representa un peligro grave para la seguridad vial y la vida de quienes comparten las rutas. Por esta razón, el Código Penal la considera un delito grave y prevé sanciones importantes para quienes lo cometen.

Este delito se comete cuando se realizan acciones imprudentes o maniobras peligrosas que pueden resultar en accidentes graves, lesiones o incluso pérdida de vidas.  Está estrechamente vinculado a otros delitos, como el de rebasar la velocidad permitida o las tasas de alcohol autorizadas.

La conducción temeraria se sanciona con las siguientes penas:

  • Prisión de 6 meses a 2 años.
  • Privación del derecho de conducir de 1 a 6 años.

¿De qué depende el tipo de sanción impuesta? De la peligrosidad de la conducta y de si se han producido consecuencias, por ejemplo, accidentes o lesiones a terceros.

Conducción sin permiso de conducir

Conducir sin permiso de conducir es un delito en España. Comete un delito el conductor que:

  • Conduce sin haber obtenido nunca el carnet de conducir.
  • Conduce sin licencia porque le ha sido retirada por resolución judicial.

Las sanciones para los conductores que no tengan su carné de conducir vigente son las siguientes:

  • Prisión de 3 a 6 meses.
  • Multa de 12 a 24 meses.
  • Trabajos en beneficio de la comunidad, entre 31 y 90 días.

Abandono del lugar del accidente

La fuga o abandono del lugar del accidente en el que han fallecido una o más personas o en el que se hayan causado lesiones graves, es otro de los delitos frecuentes contra la seguridad vial contemplado en el Código Penal.

Las sanciones dispuestas por la ley se ajustan a los hechos ocurridos cuando se dio la fuga del conductor:

  • Si los daños fueron provocados por acciones imprudentes del conductor, corresponderá prisión de seis meses a cuatro años y privación del derecho de conducir de uno a cuatro años.
  • Si el origen de los hechos que motivan el abandono del lugar fue fortuito, la sanción será de tres a seis meses de prisión y privación del derecho a conducir de seis meses a dos años.

Para prevenir estos delitos frecuentes, la Dirección General de Tráfico emite campañas de concienciación y proporciona información sobre normativas de tráfico y seguridad vial. Asimismo, en conjunto con la Policía, Guardia Civil y otras fuerzas de seguridad, se ocupan de controlar y sancionar comportamientos peligrosos en las carreteras.

Entradas recientes

Juicios rápidos en los distintos delitos contra la seguridad vial

En ciertos delitos contra la seguridad vial, se realizan juicios rápidos que agilizan los procedimientos… Leer más

hace % días

¿Qué es un jurado popular y en qué procesos judiciales se utiliza?

El jurado popular está integrado por ciudadanos que participan en forma directa en procesos judiciales.… Leer más

hace % días

¿Buscar abogado penalista en Madrid? Esto es lo que debe saber

En la práctica, contar con el asesoramiento y las actuaciones de un abogado penalista en… Leer más

hace % días

Daño moral o psicológico por accidente de tráfico

Además de daños físicos y materiales, un accidente de tráfico puede provocar daño moral o… Leer más

hace % días

¿Qué es el principio non bis in ídem?

El principio non bis in ídem establece que una persona no puede ser juzgada dos… Leer más

hace % días

La importancia de las pruebas en un proceso penal

Las pruebas son elementos de evidencia presentados durante un juicio o proceso penal, que permiten… Leer más

hace % días

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies