Categorías: General

Diferencias entre abogado criminalista y abogado penalista

El sistema legal español es diverso y complejo. Estas características determinan complejidades en la resolución de ciertas situaciones y de muchos problemas legales. Las especializaciones en Derecho son la respuesta del sistema que permite capacitar profesionales expertos en las diferentes áreas, que tienen sus propias leyes y regulaciones. La especialización permite a los abogados profundizar en un campo específico para adquirir conocimientos y habilidades que son esenciales en esos ámbitos. En este sentido, puede haber, por ejemplo, diferencias entre abogado criminalista y abogado penalista.

Por esta razón, hay muchos abogados que una vez que obtienen su título genérico en Derecho, se especializan en un área específica. Esto les permite garantizar los clientes una representación más eficiente y, por tanto, ofrecer servicios de mayor calidad.

Cuando una persona se enfrenta a situaciones legales que la afectan, un abogado especializado le ofrecerá estrategias más efectivas para la gestión del caso que uno generalista. De esta forma, es un factor de alta incidencia en la decisión de qué abogado elegir para obtener los mejores resultados.

¿Qué abogado contratar para defender a una persona que ha sido acusada de un delito?

Toda persona que enfrenta un proceso judicial por estar acusada de cometer un delito tiene derecho a la defensa de un abogado. Este derecho es un pilar fundamental en todo sistema judicial justo y equitativo, pues actúa como protección de los derechos humanos fundamentales y en la prevención de errores judiciales.

La naturaleza del delito determinará la especialidad del abogado más conveniente para el caso. Pero hay un punto común a todas ellas y es que la acusación y la defensa de personas involucradas en delitos son tareas multifacéticas, en las que pueden confluir diferentes áreas de especialización.

En este marco, los abogados criminalistas están especializados en el proceso de delitos y determinación de responsabilidades. Estos profesionales trabajan en el delito mismo, y pueden aportar un punto de vista práctico determinante en un proceso judicial.

¿A qué se dedica un abogado criminalista?

El abogado criminalista no solo es un experto en Códigos y leyes. Con un conocimiento profundo de la normativa, se ha especializado en la aplicación práctica de estas leyes y en las estrategias de defensa de acusados. Su especialidad tiene líneas de criminalística y derecho forense.

Esta especialización le permite abordar la situación desde el corazón del delito y su vínculo con el acusado. El foco de su análisis se centra en cómo el delito define la culpabilidad o inocencia de su cliente. Este es el punto de partida para la estrategia de defensa y la representación legal de su cliente.

El conocimiento de la ley, de los procesos penales, de las penas, del funcionamiento práctico de los juzgados, son también características relevantes de los abogados criminalistas.

Algunas de sus funciones:

  • Defensa del acusado en los tribunales. Trabaja con acusaciones de homicidios, maltratos, robos, agresiones de todo tipo, entre otras.
  • Investigación del caso. Esta labor investigativa es un punto fuerte del abogado criminalista. Se encarga de la recopilación de pruebas y de la búsqueda de testigos que sostengan su defensa. Le compete también evaluar la evidencia presentada por la fiscalía para identificar inconsistencias y debilidades, a fin de que pierdan vigor en el proceso.

Asimismo, analiza los documentos legales, informes policiales y otros registros relevantes. A partir de todos estos elementos compone su estrategia de defensa.

  • Preparación de la estrategia de defensa. El abogado criminalista desarrollará un plan detallado para el juicio. También preparará a su cliente, asesorándolo acerca de sus opciones y de cómo le conviene actuar, y explicándole minuciosamente lo que ocurrirá en cada instancia.
  • Representación de su cliente en todo el proceso judicial. Actuará en representación de su cliente tanto en las audiencias preliminares como en todo el proceso del juicio. Su función es convencer al juez o al jurado de que su cliente es inocente o, por lo menos, que las pruebas no son suficientes para probar su culpabilidad.
  • Negociaciones y acuerdos. Es función de un abogado criminalista negociar acuerdos con la fiscalía para reducir penas o desestimar cargos en contra de su cliente. Además, también negociará acuerdos extrajudiciales que contribuyan a resolver el caso de la manera menos conflictiva.
  • Documentos y registros. Se ocupará de redactar y presentar todos los documentos necesarios para el caso, y mantendrá los registros legales relacionados con el mismo.

La defensa de un acusado, cualquiera sea el motivo de la acusación, exige una amplia gama de funciones y tareas específicas. El abogado criminalista se encargará de todo el proceso, velando por la integridad y equidad del juicio.

¿Cuál es la diferencia entre un abogado criminalista y un abogado penalista?

Muchas personas creen que el abogado criminalista y el abogado penalista tienen exactamente la misma especialidad. Suelen usar indistintamente una u otra expresión para referirse al profesional que puede ocuparse de un caso de acusación por delito.

Es cierto que ambas especialidades comparten algunas semejanzas. Sin embargo, en cada una de ellas hay un énfasis en diferentes aspectos que inciden en las tareas de ambos profesionales.

El abogado penalista se encarga de los aspectos legales que conforman el contexto de un delito cometido. Una función clave de los profesionales de esta especialidad es asesorar a las personas para iniciar un proceso penal cuando han sufrido un delito. También se ocupa de la defensa de los acusados.

El punto de vista del abogado penalista está siempre basado en las leyes que inciden en el caso. Analiza la legislación y, en base a ella, arma y desarrolla la estrategia de defensa.

El criminalista, en cambio, actúa con un foco más funcional y pragmático. Investiga en profundidad el hecho e identifica detalles que contribuyan a esclarecer la situación para ayudar a su cliente. Es decir que su enfoque es más práctico, pues aplica conocimientos técnicos y científicos para dilucidar la situación.

Esta característica de moverse en el delito mismo, determina que sus valoraciones estén exentas de las implicaciones legales de ese delito. No se ocupa de la tipificación, de la condición de imputable o no. Su mirada está en la relación entre el hecho acontecido y su cliente, pues su objetivo es liberarlo de la acusación.

La decisión de contratar a un abogado criminalista o a uno penalista dependerá de varios factores. En delitos graves o que aparentan serlo, se suele acudir a un abogado criminalista. Por ejemplo, acusaciones de homicidio, agresión sexual, delitos de drogas, fraudes.

En muchas situaciones ambos tipos de abogados pueden desempeñar tareas complementarias. Los estudios jurídicos, generalmente disponen de profesionales de una y otra especialidad.

Compartir

Entradas recientes

El delito leve de hurto

Si algo caracteriza nuestro ordenamiento jurídico es que cuenta con un gran catálogo de… Leer más

hace % días

El delito leve de amenazas

En nuestra norma penal se contemplan una gran variedad de delitos leves. Estos representan la… Leer más

hace % días

Delito de lesiones por imprudencia grave y menos grave

Las lesiones imprudentes son un tipo de lesiones producidas por una conducta que no es… Leer más

hace % días

Delito de blanqueo de capitales

Blanqueo de capitales todos nos parece un delito lejano o abstracto, pero son constantes… Leer más

hace % días

Qué es el delito de falsedad documental

La falsedad documental es una realidad en nuestro tráfico jurídico, traicionando lo que debería ser… Leer más

hace % días

Cómo cancelar o borrar los antecedentes penales

La prescripción es una figura fundamental en Derecho Penal. No obstante, es necesario diferenciar entre… Leer más

hace % días

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies