Categorías: Derecho penal

¿En qué consiste la insolvencia punible?

La insolvencia punible es la situación creada por un acto fraudulento, con el cual se manipula el patrimonio para eludir el pago de una deuda. Es un fraude intencional con el que la persona obtiene un beneficio indebido o perjudica a sus acreedores.

Este delito económico aparece tipificado en el Capítulo VII bis del Código Penal. Los artículos 259 a 261 bis se refieren a las insolvencias punibles. En ellos se establecen los actos que definen la insolvencia punible y las penas que corresponden a cada situación.

Cualquiera sea la situación de la persona implicada, un abogado penalista especializado en derecho comercial o en derecho penal ofrecerá el apoyo necesario para conocer los derechos, analizar las circunstancias de la situación y actuar con los procedimientos que la ley prevé.

Acciones vinculadas a la insolvencia punible

Las acciones consideradas delictivas, vinculadas a la insolvencia punible son las siguientes:

  • Ocultar, dañar o destruir bienes o elementos patrimoniales que deban estar incluidos en los recursos para el pago de las deudas.
  • Realizar actos de entrega o transferencia de dinero u otros bienes para evitar que sean utilizados para pagar a los acreedores.
  • Perjudicar intencionalmente la situación financiera. Es el caso del deudor que adopta préstamos ficticios, celebra contratos o vende bienes a precios inferiores a su valor real. Realiza gastos innecesarios disminuyendo los ingresos y aumentando las deudas, perjudicando así a los acreedores.
  • Incumplir el deber de llevar contabilidad o alterar los registros contables. También es delictivo el acto de llevar una doble contabilidad.
  • Falsificar, modificar o destruir documentación que debe conservarse obligatoriamente, para impedir la evaluación de la situación económica real.

Requisitos para tipificar un delito de insolvencia punible

¿Por qué un deudor realiza acciones fraudulentas para simular una situación económica de insolvencia? Porque el artículo 1911 del Código Civil establece que todo deudor debe responder a sus acreedores con todos sus bienes, presentes y futuros.  Para evitar perder su patrimonio y sufrir el embargo con proyección de futuro, la persona puede cometer el delito de insolvencia punible.

Algunas condiciones de los delitos de insolvencia punible son:

Pruebas del dolo

Para que se considere un delito, es necesario probar que hay un dolo. Se debe comprobar que las acciones fueron intencionales y que la persona las realizó consciente de sus efectos.

Incapacidad patrimonial definitiva

La incapacidad patrimonial para responder a la situación económica que se genera con las acciones dolosas no puede ser temporal, sino que debe ser definitiva.

Falta de cumplimiento de obligaciones

El delito será perseguible cuando el deudor haya dejado de cumplir regularmente sus obligaciones o haya sido declarado su concurso.

Castigo de acción u omisión

Generalmente, en los casos de insolvencia punible concurren dos situaciones. Por un lado, está el impago de la deuda, por el otro las acciones delictivas. Lo que la ley castiga cuando condena a una persona por insolvencia punible es la acción u omisión del deudor, pero no el impago de la deuda.

¿Qué es el concurso en casos de insolvencia punible?

El concurso es un procedimiento legal que se origina cuando una persona física o jurídica se muestra en situación de insolvencia. Deja de cumplir con sus obligaciones de pago y se establece el concurso de acreedores.

La insolvencia punible da lugar al concurso de acreedores culpable, que es aquel en el que el estado de insolvencia es causado por dolo del deudor.  Está regulado por el Real Decreto Legislativo 1/2020 de Texto Refundido de la Ley Concursal.

El concurso culpable en la persona acusada de insolvencia punible está asociado a sus comportamientos delictivos, por lo tanto, tiene graves consecuencias para el concursado. Es el juez quien determina la tipificación y establece la condición de concurso culpable.

Una vez determinada la culpabilidad del deudor, se emite una sentencia que contiene los siguientes elementos:

  • Lista de personas involucradas en el fraude.
  • Inhabilitaciones que caben a esas personas.
  • Pérdida de derechos y condenas
  • Inscripción de la sentencia en el Registro Público Concursal
  • Obligación del concursado de volver atrás, cuando sea posible, en las operaciones fraudulentas y de indemnizar por los daños y perjuicios causados.

¿Qué penas corresponden al delito de insolvencia punible?

El artículo 259 del Código penal establece las penas asociadas al delito de insolvencia punible. Estas penas pueden variar en función de la gravedad de la conducta y de las circunstancias específicas del caso.

Las penas que la ley prevé son las siguientes:

Prisión

El delito de insolvencia punible puede ser castigado con pena de prisión de uno a cuatro años.

Multa

Además de la pena de prisión, se establece una multa de seis a doce meses. La cuantía de la multa dependerá de la gravedad de la conducta y de la capacidad económica del infractor.

Inhabilitación especial

El Código Penal también contempla la inhabilitación especial para el ejercicio de actividades económicas por un período de uno a cuatro años.

Insolvencia punible por imprudencia

Un caso especial es el de la persona que llega a la insolvencia punible por imprudencia.  En estos casos, se aplica una pena atenuada: prisión de 6 meses a 2 años, multa de 12 a 24 meses.

Penas agravadas

Igual que ocurre con otros delitos, la insolvencia punible puede considerarse como delito agravado. Deben existir condiciones determinadas para esta tipificación que marcan la gravedad del delito.

Estas condiciones son:

  • La cantidad de personas afectadas por las acciones fraudulentas.
  • El perjuicio económico supera los 600.000 euros.
  • Por lo menos la mitad del importe de la deuda tiene como acreedor a la Hacienda Pública.

En caso de considerarse delito agravado, la pena de prisión es de 2 a 6 años y la multa de 8 a 24 meses.

Como hemos visto, el delito de insolvencia punible implica consecuencias legales significativas para quien lo comete, sus cómplices y también para los acreedores.

Entradas recientes

El delito leve de hurto

Si algo caracteriza nuestro ordenamiento jurídico es que cuenta con un gran catálogo de… Leer más

hace % días

El delito leve de amenazas

En nuestra norma penal se contemplan una gran variedad de delitos leves. Estos representan la… Leer más

hace % días

Delito de lesiones por imprudencia grave y menos grave

Las lesiones imprudentes son un tipo de lesiones producidas por una conducta que no es… Leer más

hace % días

Delito de blanqueo de capitales

Blanqueo de capitales todos nos parece un delito lejano o abstracto, pero son constantes… Leer más

hace % días

Qué es el delito de falsedad documental

La falsedad documental es una realidad en nuestro tráfico jurídico, traicionando lo que debería ser… Leer más

hace % días

Cómo cancelar o borrar los antecedentes penales

La prescripción es una figura fundamental en Derecho Penal. No obstante, es necesario diferenciar entre… Leer más

hace % días

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies