Delitos contra la seguridad vial

Abogados especialistas en defensa de delitos penales

Los delitos contra la seguridad vial castigan las conductas dolosas que ponen en peligro las condiciones garantizadas por el ordenamiento jurídico para que la circulación de vehículos a motor y ciclomotores no presente riesgos en las vías públicas, protegiendo así a la colectividad de usuarios de las mismas.

Bufete de abogados para delitos penales

Delito de conducción con exceso de velocidad punible

Artículo 379 CP.


Castiga el hecho de conducir a una velocidad que supere la establecida reglamentariamente en los márgenes expresados en el artículo 379 CP

Conducción bajo la influencia de drogas, estupefacientes, psicotrópicos o de bebidas alcohólicas

Artículo 379.2 CP.


Art. 379.2 inciso 1º CP. Conducción bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. Sanciona al que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de cualquiera de estas sustancias.


Art. 379.2 inciso 2º CP. Conducción con tasas de alcohol superior a la permitida legalmente. Se castiga al conductor de vehículo a motor o ciclomotor que condujera con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.

Delito de conducción temeraria

Artículo. 380 CP.


El Código Penal Presenta dos modalidades:


Art. 380.1 CP.


Conducción con temeridad manifiesta. Se trata de conducir con la más grave infracción de las normas de cuidado formalizadas en la Ley de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial. La temeridad en la conducción tiene que ser manifiesta, es decir, ha de estar acreditada sin ningún género de dudas.


Art. 380.2 CP.


Conducción temeraria presunta. Se castiga al conductor de un vehículo a motor o ciclomotor que circule con el exceso de velocidad previsto en el artículo 379.1 del Código Penal y además con la tasa de alcohol prevista en el artículo 379.2 inciso 2º del Código Penal.

Delito de conducción con manifiesto desprecio por la vida de los demás

Artículo. 381 CP.


Se conoce como delito de conducción homicida. Tiene dos modalidades:


Art. 381.1 CP.


Se castiga la acción de conducir vehículos a motor o ciclomotor en los términos previstos en el artículo 380 CP, es decir, con temeridad manifiesta, poniendo en concreto peligro la vida o la integridad física de las personas y además con manifiesto desprecio por la vida de los demás.


Art. 381.2 CP.


Se trata de un subtipo atenuado. Se castiga la acción de conducir vehículos a motor o ciclomotor con temeridad manifiesta y manifiesto desprecio por la vida de los demás, pero sin poner en concreto peligro la vida o la integridad física de las personas.

Delito de abandono del lugar del accidente

Artículo 382 bis CP.


El art. 382 bis CP, introducido por LO 2/2019, de 1 de marzo, castiga al conductor que, tras causar un accidente en el que existan víctimas mortales o con lesiones del artículo 152.2 CP, y fuera de los casos contemplados en el artículo 195 CP relativos a la omisión del deber de socorro, abandona el lugar del mismo, de manera voluntaria y sin que concurra riesgo propio o de terceros.

Delito de negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia

Artículo 383 CP.


El artículo 383 CP, castiga al conductor que, requerido por un agente de la autoridad, se niegue a someterse a las pruebas legalmente establecidas para la comprobación de las tasas de alcoholemia y la presencia de las drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas a que se refieren los artículos anteriores.

Delito de conducción sin permiso o licencia de conducir o privado de ellos

Artículo 384 CP.


El artículo 384 del Código Penal castiga la acción de conducir un vehículo de motor o ciclomotor sin permiso de conducción, debido a cualquiera de las causas expresadas en el tipo penal.


Son las siguientes:



  • Pérdida de vigencia del permiso o licencia, por haber perdido el conductor la totalidad de los puntos asignados legalmente, art. 384.1 CP.

  • Por haber sido privado cautelar o definitivamente del permiso o licencia por decisión judicial, art. 384.2 CP.

  • Por NO haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción.

Delito de provocación de un grave riesgo para la circulación

Artículo 385 CP.


El delito contemplado en el artículo 385 del Código Penal, castiga la realización de una serie de conductas que ponen en grave peligro la seguridad vial. Son las siguientes:



  • Colocar en la vía obstáculos imprevisibles.

  • Derramar sustancias deslizantes o inflamables.

  • Mutar, sustraer o anular la señalización.

  • Realizar cualquier otra acción que produzca el mismo resultado, Ese resultado no es otro que poner en grave riesgo la circulación, es decir, introducir elementos de peligro en la circulación de vehículos para otros usuarios de la vía.

  • No restablecer la seguridad de la vía, cuando haya obligación de hacerlo. Se castiga aquí la omisión de una obligación.

¿Necesita ayuda legal?

Contacte con nosotros Le asesoramos sin compromiso

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies