Un juicio por accidente de tráfico se desarrolla principalmente por vía civil, salvo los supuestos más graves o en los que concurran otro tipo de circunstancias. En general, el procedimiento se inicia con la presentación de la demanda que realiza la víctima del accidente. A continuación, se suceden las participaciones de ambas partes, demandado y demandante hasta que el juez llega a una sentencia. La sentencia pone fin al juicio.

La elección del abogado es un factor clave para que el juicio se resuelva en el menor tiempo posible. Acudir a un profesional experto en tráfico garantizará la celeridad de las acciones y los mejores resultados.

¿Cuándo se necesita un juicio por un accidente de tráfico?

La situación que se genera a partir de un accidente de tráfico no siempre termina en un juicio. Antes de la instancia judicial, la víctima y la aseguradora que representa al responsable deben iniciar acciones por vía extrajudicial para intentar lograr acuerdos.

Sin embargo, estos acuerdos no siempre son posibles. Cuando no se logran, el perjudicado puede presentar una demanda para proseguir con la reclamación por vía judicial.

Motivos que llevan a juicio por accidente de tráfico

Los motivos que más frecuentemente llevan a juicio por accidente de tráfico son:

  • La determinación de la responsabilidad en el siniestro. Determinar quién ha sido el responsable del accidente es el punto de partida de las acciones posteriores al accidente. Si no surge un responsable reconocido por los involucrados, probablemente la situación llegue a juicio.
  • La negativa de la aseguradora a pagar la indemnización. La compañía de seguros puede negarse a pagar indemnización porque considera que la demanda no se justifica o porque lo reclamado no guarda relación causal con el accidente.
  • La falta de acuerdo de las partes en la cuantía. Es bastante frecuente que la propuesta motivada que la aseguradora presenta ante la demanda de indemnización, no se corresponda con lo solicitado por la víctima. Si ninguna de las partes cede en su posición, habrá razón suficiente para un juicio.
  • Fallecimiento o lesiones graves. Cuando hay fallecidos o lesiones muy graves, es frecuente recurrir a un juicio para determinar la responsabilidad. Son casos en los que se reclaman indemnizaciones especiales que es conveniente que resuelva un juez.

La instancia judicial solo es aconsejable cuando se tiene la certeza de que se puede justificar la demanda. De no existir pruebas suficientes que convenzan al juez, el hecho de ir a juicio será una pérdida de tiempo y de dinero.

¿Los juicios por accidentes de tráfico se tramitan en la vía civil o penal?

Cuando la víctima de un accidente de tráfico decide realizar una demanda judicial, tiene dos opciones:  acudir a un procedimiento civil o penal. La decisión de la vía más adecuada depende de las circunstancias del concreto.

¿Cómo es el juicio civil por accidente de tráfico?

Por vía civil se reclama la responsabilidad extracontractual para determinar las partidas indemnizatorias que correspondan. De la cuantía solicitada dependerá el tipo de juicio civil y su procedimiento. Puede ser verbal u ordinario.

Juicio verbal

Desde la última reforma que entro en vigor el día 20 de marzo de 2024, el juicio verbal es procedente cuando la indemnización que se reclama es menor o igual a 15.000 euros.  El procedimiento es el siguiente:

  1. Presentación de la demanda en el juzgado. Puede hacerlo la víctima o su representante legal.
  2. Vista oral. La vista oral no es obligatoria si una de las partes no la solicita. En caso de que se realice, se celebrará en presencia del juez a cargo del procedimiento.

En esta instancia, las partes manifiestan verbalmente sus pretensiones. También pueden exhibir documentos y otros testimonios para justificar sus peticiones.

Los juicios verbales que no requieren de vista, se limitan a notificar a la aseguradora de la existencia de la demanda. Cuando esta contesta, se dicta sentencia.

  1. Sentencia. Después de la vista oral, el juez emitirá la sentencia. En ella se determina la responsabilidad del accidente y se establecen las partidas indemnizatorias que corresponden.

La sentencia puede ser recurrida si alguna de las partes no está de acuerdo con la resolución, siempre y cuando la cuantía reclamada sea igual o superior a 3.000 euros.

Mediante juicio verbal, se resuelven casos en los que las lesiones y los daños patrimoniales son leves, por lo que la reclamación es menor.

Juicio ordinario

El juicio ordinario corresponde cuando la reclamación supera los 15.000 euros. Se trata de casos de lesiones graves o de accidentes en los que hubo fallecidos.

El procedimiento es más largo y completo que el del juicio verbal. El procedimiento es el siguiente:

  1. Presentación de la demanda en el juzgado que corresponda.
  2. Admisión del trámite y notificación a la compañía de seguros, concediendo plazo de 20 días para contestar.
  3. Audiencia Previa y Vista oral. Cuando la aseguradora contesta, se realiza la audiencia previa. Concurren los abogados y procuradores de las partes y ratifican sus escritos, se debaten cuestiones procesales y se prepara la prueba para el juicio. En la vista oral se practica la prueba y se exponen las conclusiones y alegatos finales.
  4. Sentencia. El juez emite la sentencia, que obliga a las partes a cumplir con su resolución.

Este es el procedimiento completo del juicio ordinario. Sin embargo, puede acortarse por acuerdos de partes en fases anteriores a la sentencia.

¿Cómo es el juicio penal por accidente de tráfico?

Corresponde un juicio penal cuando se considera que en el accidente se cometieron delitos tipificados en el Código Penal. Por ejemplo, homicidio o lesiones imprudentes o dolosas, conductas de conducción temeraria, conducción con alcoholemia positiva o bajo efectos de drogas, entre otros casos. El demandante espera sanciones penales para el culpable del accidente.

Se sigue el siguiente procedimiento:

1. Fase de instrucción

El perjudicado presentará su denuncia en un Juzgado de Instrucción.  Acompañará la carta de demanda con la documentación probatoria: atestados de las autoridades actuantes en el accidente, declaraciones del denunciante, del denunciado y de testigos, informes periciales y todo otro documento que sea útil para justificar la reclamación.

El Juez de Instrucción determinará si hubo presunto delito o no. La fase de instrucción es fundamental para establecer los fundamentos del caso y recopilar las pruebas que se practicarán en el procedimiento penal.

2. Juicio oral

En caso de que el juez de Instrucción determine que hay indicios racionales de la comisión de delito, se inicia el juicio oral. El Ministerio Fiscal y las acusaciones particulares o populares en su caso presentarán sus escritos y el abogado del acusado procederá con la defensa. Ambas partes expondrán sus argumentos y pruebas.

3. Sentencia

Después de las deliberaciones, una vez concluido el juicio, el tribunal dicta una sentencia en la que determinan los delitos y sus penas, así como la responsabilidad civil derivada de los delitos.  Esta sentencia puede ser recurrida.

La duración de un juicio por accidente de tráfico depende las circunstancias particulares de cada caso concreto. También inciden condiciones externas, como la saturación del juzgado que lo tramita, y la complejidad de determinados asuntos.

Entradas recientes

El delito leve de hurto

Si algo caracteriza nuestro ordenamiento jurídico es que cuenta con un gran catálogo de… Leer más

hace % días

El delito leve de amenazas

En nuestra norma penal se contemplan una gran variedad de delitos leves. Estos representan la… Leer más

hace % días

Delito de lesiones por imprudencia grave y menos grave

Las lesiones imprudentes son un tipo de lesiones producidas por una conducta que no es… Leer más

hace % días

Delito de blanqueo de capitales

Blanqueo de capitales todos nos parece un delito lejano o abstracto, pero son constantes… Leer más

hace % días

Qué es el delito de falsedad documental

La falsedad documental es una realidad en nuestro tráfico jurídico, traicionando lo que debería ser… Leer más

hace % días

Cómo cancelar o borrar los antecedentes penales

La prescripción es una figura fundamental en Derecho Penal. No obstante, es necesario diferenciar entre… Leer más

hace % días

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de cookies